HALITOSIS O MAL ALIENTO.DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO.

¿Qué es la halitosis?

El mal aliento, halitosis, o estomatodisodia, es el mal olor que proviene de la cavidad bucal, sea su origen intra o extraoral.

En este artículo os explicaré las posibles causas y su tratamiento en el caso de que sea endobucal.

Halitosis de Origen bucal

Más del 80% de los casos de mal aliento o halitosis se originan en la cavidad bucal.

En última instancia, el mal olor se debe a la acción de las bacterias que viven en la boca y que se alimentan de los detritus que dejamos si nos cepillamos mal, y permitimos que haya acúmulos de restos de alimentos.

Las causas más frecuentes son la piorrea, las caries, infecciones varias que pueden afectar los tejidos blandos de la boca como abcesos, pericoronaritis de las muelas del juicio, amigdalitis, fístulas, infecciones de las glándulas salivales fundamentalmente la Glándula Parótida.

Y también los empastes filtrados, piezas endodonciadas mal reconstruidas, puentes o coronas antiguos desadaptados o filtrados que acumulan restos de alimentos, persistencia en la boca de dientes fracturados y raíces rotas, y  mala higiene del dorso lingual.

Todo ello puede ser agravado por el tabaco, o la falta de saliva ( xerostomía). La disminución del flujo de saliva es un factor muy importante , ya que una de las funciones de la saliva es mantener un correcto equilibrio del PH del medio bucal, es decir, en términos coloquiales de la acidez del medio.

Cuando la saliva disminuye, el PH de la boca aumenta, es decir se hace menos ácido y este hecho ayuda a la putrefacción de los detritus o restos de alimentos provocando un aumento de la halitosis.

La superficie lingual, también es un gran reservorios de detritus y bacterias, por lo cual, es también importante cepillar el dorso lingual, especialmente en personas que tienen lenguas con fisuras y grietas ( siendo éste un carácter muy habitual).

Halitosis de causa extraoral

Hay otro 10 a 15% que corresponde a causas extraorales, y que se origina a partir del aire espirado desde nuestros pulmones, por causas de salud general como pueden ser: patologías renales, trastornos hepáticos, diabetes ( aliento cetónico), reflujo esofágico, sinusitis crónica, algunos tipos de cáncer.

Algunos medicamentos también pueden producir halitosis.

Fisiopatogenia

En general, el mal aliento siempre tiene que ver con sustancias que contienen azufre( que confiere el mal olor), generadas por bacterias fundamentalmente anaerobias, asociadas a los distintos tipos de infecciones bucales que hemos descripto.

Las bacterias Gram-negativas pueden producir compuestos volátiles sulfurados que confieren el mal olor.

¿Qué hacer si tiene , detecta o le comentan que tiene mal aliento?

Ir al odontólogo en primer lugar.

Muchas veces los pacientes nos consultan por el mal aliento, buscando causas «metafísicas», hereditarias, o ajenas a la boca.

Como os he explicado el mayor porcentaje de halitosis tiene origen en la cavidad bucal.

Por tanto es el Odontólogo, quien debe realizar una exhaustiva inspección de los tejidos blandos de la boca, de las piezas dentarias, de la posible existencia de caries, piorrea, obturaciones  o prótesis defectuosas, y a partir de ello, tratar todas aquellas patologías que representen la presencia de bacterias, es decir de infecciones en la boca.

Todo ello acompañado, como lo hace nuestro equipo de TuConsultaDental.es, de un correcto  adiestramiento en las terapias de higiene bucal, y en el asesoramiento nutricional. Como así también en un seguimiento adecuado durante los primeros meses, de que el paciente esté realizando correctamente la higiene.

Este sencillo hábito muchas veces es la llave para dejar de padecer problemas en la boca.

En caso de que detectemos algún signo ya sea en la inspección clínica como en la Historia médica del paciente que nos permita sospechar de una causa extraoral, le remitiremos convenientemente a su médico.

Como coadyuvante de la higiene oral habitual, tambiñen puede utilizarse un limpia-lengua, desde la zona más posterior hacia la punta arrastrando los posibles detritus.

14079955_s

Tened en cuenta que los colutorios y enjuagues aportan buen sabor, pero enmascaran el problema de base sólo por un período pequeño de tiempo.

Por tanto, recordad, que la visita a TuConsultaDental.es, será el primer paso para diagnosticar y tratar la halitosis.

Dra. Viviana Hernández Milané.